Uno y trino: El Agorante Aberrante

By Jorge de la Herrán y Crespo

El fútbol: ¿Un cáncer de los recreos infantiles?

| 12 Comments

El otro día comentando con mi sobrino que está en un curso de formación deportiva para chavales me contó que su profesor era totalmente contrario al fútbol en la infancia. Curiosamente el profesor ha sido profesional del mundo del fútbol y además confesaba que es un deporte que le encanta.

Lo que exponía era lo siguiente:

El fútbol en la infancia no divierte. Llega a momentos en los que obsesiona, normalmente alentado por los padres que ven en su hijo el futuro Messi.

En edades de primaria es un deporte totalmente individualista en el que no se juega en equipo y en el que manda el que mejor juega o el dueño del balón.

Fomenta el clasismo entre los niños que juegan bien y los que juegan mal que se sienten tirados en los recreos. Entre el capitán que elije en los equipos y el último de la lista que normalmente acaba de defensa estorbo.

Consigue que aflore un sentimiento de rivalidad y competitividad que, desgraciadamente, ya tendrán tiempo de aprender en la vida como par fomentarlo.

Igual todas estas reflexiones nos pueden dar una sensación demasiado al límite pero, os prometo que a mi me han hecho dudar porque veo que no dejan de tener buena parte de razón. También reconozco que ni me gusta el fútbol, ni me ha gustado nunca y que a mi siempre me han elegido el último en los equipos y nunca me ha afectado para nada pero igual si se debe de fomentar en los recreos otras cosas.

Un amigo que es director de un colegio me comentaba a raiz de este tema que en su colegio no prohiben pero no fomentan para nada el fútbol y sí otros deportes. Que los niños que juegan bien a una cosa tengan a veces que estar en el lado contrario viéndose más torpes en otras. No se cómo pero desde luego que a mi me gustaría que también en los recreos se trabajara más sembrando humildad en el talento, reforzando la magia de compartir y realizar trabajo colaborativo que en la competencia y en la rivalidad.

Author: El Agorante Aberrante

Jorge de la Herrán y Crespo Diez Monzón Viaña Pineda Lucio Martín

12 Comments

  1. que te voy a decir yo que era también de los que a menudo más que elegirme le tocaba al que elegía el último 🙂 solo una correción con la que creo que estarás de acuerdo, más que la humildad en el talento yo hablaría de la diversidad en el talento, lo que lleva efectivamente a la humildad como persona talentosa en algo pero tan necesitada de otros talentos como el futbolo puede estar de los suyos. El que es bueno para el futbol tiene un talento, el que no a menudo tiene otros, míranos a nosotros 🙂 pero pr lo demás completamente de acuerdo

  2. Aupi!
    Yo no era ni bueno ni malo, pero siempre tirando a peor. Y creo que hay otro problema gordo que he vivido: los patios son pequeños y si solo se juega al futbol queda poco espacio para otras cosas.
    No solo esta el papel de los educadores, que hacen lo que pueden frente a padres y tele, el diseño de los espacios también importa y el campo de futbito siempre está en medio. Lo más jodido era cuando no quería jugar al futbol y me daba cuenta de que me faltaban por igual compañeros y espacios para jugar a otras cosas.
    Sniffff amigos! Yo adoro el ping pong que es super indivudualista(en principio)!!

  3. Gusto leeros Javi y Juan y totalmente de acuerdo con las matizaciones. Luego están también los balonazos como pases cerca que hacen imposible la convivencia con otras actividades. Viva el Ping-Pong ;o)

  4. Que gran verdad y que poca visión del sistema educativo (en general). Gran labor la de tu amigo el director ;-D

  5. Que gran verdad y que poca visión del sistema educativo (en general). Gran labor la de tu amigo el director ;-D

    • Could I just say what a alleviation to search out person who actually knows what they may be discussing on the web. You definitely find out how to take a problem to light and allow it to vital. Even more people require to read this particular and understand it all aspect of the story. I cant believe you’re not more popular as you really have the gift.

    • Fed clutch! Har liket begge steder Jeg fÃ¥r kvalme hver gang folk kommer til at røre eller snitte mine tæer med deres egne… Jeg ved ikke hvorfor men synes følelsen er mega nasty!

    • Haha, a víte, jakej je v tom bordel navíc, když je človÄ›k jeÅ¡tÄ› ke vÅ¡emu trans?Jednoho krásného dne bych mohl napsat článek o tom, jak jsme tuhle oblast procházeli s mojí psycholožkou… ale zas nechci mít na svÄ›domí ty spousty okousaných stolů a zdí omlácených hlavami…

  6. Toda la sociedad está montada para medir y albar al “killer”, el goleador es el rey, así como en baloncesto el mejor puntuador, el que mas tapones o rebotes hace, etc. Ataque, ataque y ataque … la función de los educadores y padres es que los crios vean que no se puede ir por la vida “atacando” continuamente, a no ser que quieras un Mourinho o Berlusconi en tu vida.
    Curioso que diga esto, ahora caigo que he “matado” a mas gente con mi cuchillo de espia en el Team Fortress que nadie en este planeta…. y todo era ataque, ataque y ataque

  7. Apuntas una cosa clave: “normalmente alentado por los padres que ven en su hijo el futuro Messi.” Entonces, ¿el problema es el fútbol o el problema son los padres?
    Yo era de esos niños gorditos y no demasiado hábiles con el balón que solían escoger más o menos al final (tampoco el último, es cierto) y jamás tuve ningún problema. Seguramente porque mis padres se empeñaron en que me divirtiese y no en que ganase a todas costa.
    Como el fútbol me gustaba llegué a ser capitán en mi equipo (de barrio, ¡Vaya mérito!) en Cadetes y Juveniles. Nunca seré una estrella, pero he disfrutado jugando al fútbol desde que era capaz de correr sin caerme. Y cuando uno aprende que es un deporte en equipo (y eso solo se puede aprender jugando)es cuando más lo disfruta.

Deja un comentario

Required fields are marked *.