Uno y trino: El Agorante Aberrante

By Jorge de la Herrán y Crespo

Los futuros profesionales de la Comunicación

| 0 comments

Acabo de responder a una encuesta que me envían desde la universidad de Deusto sobre el presente y el futuro de la Comunicación. Yo, la verdad es que no me veo como una persona que pueda dar consejos a nadie pero, aún así, he respondido a la encuesta en un documento adjunto en un correo (Por cierto aconsejando un sistema algo más 2.0 para próximas iniciativas).

En mis reflexiones he intentado aportar pero, desde aquí, intentaré ser un poco más aberrante. Estos últimos años he estado en contacto con alumnas/os de la universidad por distintas iniciativas tanto en la pública como en la privada y creo que puedo tener, al menos, algo de experiencia.

El presente y el futuro de la comunicación para las personas que se incorporan o se incorporarán en breve a este negocio lo veo optimista total. Hace falta mucho talento en el sector y cada vez hay una mayor preocupación por este tema. Si encima le metemos el momento 2.0 ya es la leche para aportar frescura, nuevas apuestas, innovación, etc.

Desgraciadamente, veo que las personas que salen de la universidad no consiguen llenar estos vacíos. ¿Qué coño pasa? ¿Es culpa de los/as docentes o es culpa de los alumnos/as?

Si habláramos de los/as docentes, ¿están apoyados desde arriba para que puedan estar dentro de esta revolución de la comunicación?

Y si hablamos de los alumnos/as, ¿Están motivadas por las personas que trabajamos en este sector?

No estoy para respuestas pero está claro que algo estamos haciendo muy mal y el futuro pasa de ser azul a ser gris. Veo poca sangre corriendo por las venas de las personas que, supuestamente, moverán en breve todo esto que llamamos mundo.

¿Qué coño pasa en la universidad? Será que falta ese espíritu aberrante que organizaba esas fiestas prohibidas desde hace ya muuuuuuchos años.

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.