Uno y trino: El Agorante Aberrante

By Jorge de la Herrán y Crespo

Qué pena ser hombre …

| 5 Comments

Está la lista de aprendices rodeada de debate sobre temas relacionados con hombres y mujeres y el 2.0. Leo a Julen, a Jaio y a M@k y la verdad es que me gustaría decir muchas cosas pero, sinceramente, me entra una gran pereza por el tema. Quizás será porque me da miedo razonar como hombre o porque pienso que decir cosas desde este lado del sexo pueden malinterpretarse y no hago más que leer y, sinceramente, entender poco. ¡Que pereza!

Reconozco que en los círculos en los que me muevo, tanto a nivel laboral, familiar o amigos este debate sería absurdo porque para todo nos gusta ser hombres y mujeres, ser distintos y convivir de igual a igual pero, por supuesto, con esa maravillosa diferencia. Está claro que uno lee el periódico y se cae para atrás leyendo cosas que pasan y viendo que hay cosas que no están superadas. No hay duda de que se debe luchar con todas las fuerzas y energías para que esto cambie. Pero creo que hay que actuar donde hay que actuar, en las personas que no han superado nuestro triste pasado. No entiendo esas leyes de paridad o cosas por el estilo donde yo entiendo que la igualdad de oportunidades debe ser para personas no para hombres o mujeres.

Me gustaría decir que en estos días no he entenido muchas cosas que han pasado y que no hacen más que cabrearme tenidendo claro que poco aportan al supuesto objetivo que se busca y que no están en el entorno donde debe desarrollarse la lucha. En estos cabreos personales he visto ser cuestionadas a personas incuestionables. No entendí lo que pasó en el Parlamento después de la extraordinaria ponencia de Mikel, no entendí lo que pasó en la lista con un comentario lo más natural de Jaizki, veo a otras personas del entorno bastante cabreadas y parece que avergonzándonos de ser hombres.

Yo la verdad es que no entiendo todo esto que aporta para que algo que claramente no funciona cambie. Lo siento pero no consigo pillar el hilo. ¡Que pereza y que miedo cuando lea algún mensaje!

5 Comments

  1. A mí el debate de estos días pasados me ha ayudado a concretar las ideas de mi post, pero tarde o temprano las habría escrito parecidas. En cuanto a lo de avergonzarme, por ahora nunca más, me rebelo.

  2. Discrepo de tu punto de vista por una razón evidente: los datos están aquí, con nosotros. Las diferencias conviven con la naturaleza humana, pero no por ello algunas no deben tratar de minimizarse: pasa con el reparto de la riqueza por ejemplo, ¿no? Porque la lógica me dice que las diferencias 65-35 de participación por sexos en cualquier asunto serían moneda de uso corriente. Pero cuando las diferencias dejan a una minoría en claro estado de indefensión frente a la mayoría, esa diferencia es insoportable.
    Eres hombre, eres mujer. Nadie se avergüenza. Eres rico, eres pobre. Hay que luchar (que cada cual decida hasta dónde quiere comprometerse) por la justicia social. Cuando los números no salen, no es que debamos ir al 50-50, pero no es de recibo que la violencia de género venga en una tremenda mayoría de una parte hacia la otra.
    Y como quiera que hay muchas cosas por cambiar en este mundo, que cada cual decide con qué se pone manos a la obra.
    Reconozco que no estoy cómodo cuando en un lugar estoy rodeado mayoritariamente de hombres y la lógica me dice que no debiera ser así. En ese momento creo comprender la importancia de la diversidad. Y si no la hay, todo resulta, de verdad, más aburrido y repetitivo. Para mí, pierde interés.

  3. Julen: ¿por qué concluyes, de las palabras de Jorge o de las mías, que estamos en contra de que haya más mujeres en todos los ámbitos? Por cierto, también yo estoy más a gusto cuando hay féminas cerca: tanto es así que en el euskaltegi de este año, con otro chico y seis o siete chicas, hasta aprendo euskera a gusto.
    Tú lo has dicho, se trata de un grado personal de implicación. Como ante cualquier problema en el que pueda ayudar, ayudaré a la menor petición y si está en mi mano, pero eso no quiere decir que aguante bien los insultos injustos, sean velados o no, que lanza el feminismo a todos los que no pensamos igual, ni que vaya a decir «de acuerdo» cuando no lo estoy. Y caigo en su mismo error, porque generalizo, lo siento.

  4. Bueno, como me gusta siempre decir algo, yo propongo que las mujeres dirijan el país… o mejor, el mundo. No hace falta más que ver como está todo, con sus guerras, sus wallstreets, sus miserias… y todo (o casi todo) dirigido por hombres… asi que «que pase la siguiente»… nosotros creo que peor no podemos hacerlo, para que engañarnos … 😉

  5. Está claro que hay que cambiar muchas cosas pero lo que no me parece de recibo es luchar contra la pobreza estableciendo medidas para la población de Kuwait. Lo que no me parece de recibo es que se llegue a la histeria y a sacar a personas de diálogo activo y razonado de quicio. Creo que todo debate activo debe tener unos objetivos y unos principios que aquí me parece que no se tienen. (Jurrrl parezco Iñaki con la brújula ;o) Si está claro que el orden siempre es bueno aunque sea en el caos.

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.