Uno y trino: El Agorante Aberrante

By Jorge de la Herrán y Crespo

Don Celes, superando generaciones.

| 13 Comments

Don Celes por Rober Garay

Tuve suerte en mi infancia de vivir rodeado de prensa diaria. Siempre guardo ese recuerdo en mi mente viendo a mi padre (albañil de profesión) y a mi madre (sus labores) leyendo la prensa, comentando y estableciendo diálogo familiar alrededor de las noticias, las esquelas o el corte de agua que se anunciaba en esos cuadraditos pequeñitos de texto. Pero el momento mágico llegaba para mi hermano y el que escribe cuando llegaba la última página del diario El Correo español El pueblo vasco (así se llamaba). En esa mágica página final estaba la viñeta de Don Celes. Una viñeta que ninguno entendíamos pero de eso se encargaban mis padres. El momento mágico se escenificaba cuando mis padres nos explicaban el chiste que contenía la viñeta. Era uno de los momentos más felices del día, sobre todo, los fines de semana cuando la atención era mayor en este protocolo diario.

Mucho tiempo ha pasado pero siempre miro y seguiré mirando esa viñeta con gran cariño. Pero aquí casi empieza la historia porque un buen día el destino me acerco un poco más a Don Celes. Allá por los 90s yo trabajaba de profesor y en uno de esos apasionantes cursos tuve un alumno peculiar. Su nombre era Txemi y casi desde el principio empezamos a congeniar. Todavía recuerdo e incluso guardo algunas de sus viñetas que dibujaba en servilletas de papel cuando salíamos de marcha y algo divertido ocurría esa noche. Txemi es y ha sido siempre un genio incomprendido y no se conformaba con dibujar. Se atrevía a grabar divertidos sketches en casettes que llevaba siempre en el coche, después empezaron los buzones de voz en su casa que eran auténticas joyas creativas, de ahí empezamos con los móviles, después con los chats y así, siempre innovando nació el gran invento de Txemi: el marketing viral. Sí el fue el inventor de la Gaseosa Crus de Gorbea: Txemi del Olmo. Tengo el orgullo de haber vivido esa historia de cerca y siempre me gusta hablar de ello.

Txemi me abrió las puertas de su casa lo que me permitió conocer a su padre: Luis del Olmo. El autor, el creador, el gran oráculo: El padre de Don Celes. Un tipo genial. Puedo decir que además un amigo que me ha regalado varias viñetas dedicadas. Todo un lujo par mi.

Pero bien, atendiendo al título que aparece en el Blog ahora me toca a mi vivir ese protocolo diario familiar alrededor de Don Celes. Mis hijos cuando llego a casa lo primero que me preguntan es dónde está el periódico porque quieren vivir ese momento mágico en el que yo les explico la viñeta del día de Don Celes. Ese pequeño momento que siempre termina con la frase: » y Don Celes se enfada».

Igual pensáis que todo esto es una estupidez y que empiezo a hacerme viejo pero tenía ganas de compartir con vosotros este íntimo momento familiar y su historia.

13 Comments

  1. de viejo nada. me ha encantado tu cronica. un oasis en medio de tanto desierto. gracias.

  2. Muy buena cronica mirando evadiendo hablar del monotema actual, quen no es otro que la dichosa politica.
    Don Celes y la Gallina Litoral podrian encabezar la conspi…harian buena pareja..:)
    Abrazo!

  3. Las tiras de Olafo en Deia también me encantaban, aunque hay que reconocer que Don Celes siempre ha sido más txirene. Sólo una puntualización, el periódico era El Correo Español El Pueblo Vasco y era resultado de la unión de esos dos diarios.
    Más información en la wikipedia. Las tiras de Don Celes son originarias de la Gaceta del Norte.
    Aquí el antiguo logo. Como curiosidad, decir que en su sede de Bilbao, en Bolueta, se tiraron una fábrica de espejos que había al lado y ahora se puede ver el logo antiguo pintado en una pared lateral, aunque lo tienen medio tapado 😉

  4. Javier: Thks por tu comentario.
    Igor: Ese rollo de la gallina y don Celes da para un viral o teleserie animada.
    Jorge: Razón tienes y corregido queda lo del nombre. Lo de la Gaceta estamos hablando de 1969, ufff. Puestos a recordar lo que nunca olvidaré es lo de la hoja del lunes habrá que hacer un grupo de fans en facebook. ¡qué tiempos!

  5. Jejejeje, y el Hierro. Yo no soy tan «mayor», pero esos periódicos estaban en Bolueta y les he conocido de txiki. Luego las oficinas de La Gaceta se convirtieron en la delegación del Mundo del País Vasco que también cerró, el Correo y el Deia mudaron sus rotativas… Mi barrio ya no está tan bien informado 😉

  6. A mi también me ha gustado esta historia. Recuerdo que siempre me gustaba leer las viñetas en las revistas y en los periódicos. Y Don Celes en Bilbao era una institución.

  7. ¡Pero qué tienno, Dios mío! 😉 Vivan las tradiciones con la prensa y el humor de protagonistas.

  8. Entrañable historia Jorge. Y me ha gustado la nueva imagen que imagino será de Txemi y no de su padre… Del padre decir que siempre me ha gustado su estilo y creo que es Patrimonio de la Humanidad su gran trabajo 😉 y de Txemi, que es un figura… y me ha gustado verle presentando sus ideas (Malboronos, Gaseosa, etc.)en algún que otro evento. Creo que es interesante que lo sigas haciendo Txemi 😉

  9. Ona, Jorge.
    Desde giputxilandia, aunque en la frontera, también seguimos desde hace decenas de años a Don Celes (y a «El Fantasma», aunque esa es otra historia) y como dices, viene de lejos. Antes de los motorruidistas incluso, antropología pura, previo a la antrobloglogía 🙂
    Creo que existe(n) alguna(s) viñeta «mítica» en la que «Don Celes no se enfada». Los mitómanos de Don Celes seguro que las conocen 😉

  10. Ummmh el juego que ha dado este momento entrañable, gracias a todas (personas) por vuestros comentarios

  11. Jorge, preciosa historia. Son este tipo de cosas las que se recuerdan por siempre. Estos pequeños detalles conforman el mosaico de nuestras vidas. Y aunque nos sucedan hechos extraordinarios, los detallitos son los que tienen un lugar privilegiado.

  12. Esta claro Lore que esta es la esencia de la vida.

  13. Me encantaba leer y qbue me guardasen las tiras diarias de humor, hay que situarse en la epoca-sin ordenadores, ni moviles, etc…solo tebeos- y este humor te hacia ver un destello de luz y alegria. Guardo los anuales de Don Celes

Deja un comentario

Required fields are marked *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.